Estilos de Decoración

Hoy desde Baires Deco&Design les proponemos conocer los diversos estilos posibles para decorar los ambientes de nuestra casa, esperamos que esta pequeña guia les sea de utilidad:

Estilo Rústico: Se destaca por el uso de materiales nobles y naturales poco tratados, como la madera, el mimbre o la esterilla, aplicados tanto en objetos y utensilios como en paredes y pisos. También se da importancia a las artesanías y a las telas duras en colores claros. Puede ser un estilo sencillo o sofisticado, evitando los ambientes sobrecargados.
A diferencia de otros estilos, en el rústico la madera utilizada por excelencia es el pino ya que es una madera que nos proporciona un sensación de solidez cómo ninguna otra. Las mesas auxiliares influenciadas de las mesas de los años 40 y las alacenas del estilo de las granjas francesas, son dos elementos decorativos muy característicos de este estilo.
Los complementos que reflejen un estilo relajado, campestre y muy influenciado por la vida al aire libre son esenciales. Es también muy aconsejable, que estos elementos trasmitan antigüedad e historia.


Clásico: Se basa en la conservadora casa burguesa del siglo pasado. Lo forman materiales clásicos que dan calor y comodidad, además de estampados, plantas, murales, zócalos, cornisas, amplios cortinados y adornos delicados. Tonos claros, lisos, aportando elegancia y distinción a la estancia y aumentando la luminosidad. Estos tonos ayudan a agrandar visualmente el espacio.
El refinamiento y el lujo de una decoración clásica otorgan un aspecto suntuoso al hábitat. Un interior clásico presenta aspectos elegantes y trabajados únicos, nada convencionales. Todo ello para crear un ambiente cálido y acogedor que trasmita tranquilidad e incite al descanso. El estilo clásico apuesta por la belleza y por la sofisticación.


Estilo Loft: La adaptación de locales industriales para vivienda, aprovechando así su estructura básica, formó un nuevo estilo. Es frío, de superficies limpias y duras, colores sólidos, sin calidez aparente. Se utilizan el metal, el plástico y la goma. Formas geométricas puras y ángulos muy marcados. Es un estilo tranquilo y neutro. El estilo loft es ideal si te gustan los elementos rectilíneos y el orden. Además, es un estilo de decoración que juega mucho con las luces y con la overtura de espacios. La luz es importantísima en este estilo. La luz natural, proveniente de las ventanas y oberturas al exterior debe fluir con total libertad y fundirse con el espacio. Debes tener en cuenta que el estilo loft intenta, siempre que sea posible, conservar los elementos estructurales originales y mantenerlos a la vista. El espacio vacío constituye el elemento más importante.
Minimalismo: Estilo que toma como premisa reducir al máximo los elementos, los volúmenes y las formas, prescindir del color y busca la belleza en la mínima expresión. Liberado de todo artificio, el especio y los objetos en él presente toman una significación particular. El estilo minimalista está indicado para todos los amantes de la simplicidad, de la serenidad y de la sobriedad. Contrariamente a la decoración tradicional, en la minimalista no se buscarellenar el espacio sino preservar el espacio. El matiz o el acento está puesto más sobre las estructuras y las formas que sobre los accesorios. Las paredes, los suelos, las superficies y la luz sirven ellos mismos para representar la decoración. Los espacios de orden, de colocación, son quizás los elementos más importantes del estilo minimalista, pues todo lo que puede dar una impresión de desorden se elimina o se disimula.

Estilo Kitsch: El kitsch se destaca por el predominio del color y las formas, la utilización de elementos antiestéticos y chillones. Predominan los colores rosa chicle, azul cielo, verde manzana y rojo. Las texturas utilizadas son también muy variadas: el alambre, las pieles sintéticas, el cristal, el plástico y el papel. Muebles de raras formas, lámparas de lava, accesorios disparatados y toda clase de objetos que tengan que ver con el arte y con este tipo de cultura. Utiliza también cortinas de caireles y almohadones de pelo. En definitiva, cualquier tipo de estampado u objeto que sea llamativo y original.

Estilo Oriental: Basado en una interpretación exótica y personal de esta cultura milenaria, con la simplicidad que aportan su sabiduría y filosofía. Colores, objetos, murales y adornos que remiten en todo momento (o copian) su estética y costumbres. Contraste de texturas (piedra, madera, papel), objetos místicos (fuentes, velas, inciensos) y la presencia de la naturaleza (piedras, agua, flores) en un total equilibrio, propuestos a partir del concepto del yin y yang como balance de energías. El espíritu Zen asiático nos permite transformar nuestro habitat, nuestra vivienda, en una zona tranquila y reposada. La serenidad es la pauta más importante que debemos seguir para conseguir una decoración al estilo asiático. Existen algunos complementos que pueden ayudarte mucho a crear ese ambiente de relajación y equilibrio que deseas alcanzar. Las velas y el incienso son dos elementos importantes.

Estilo Zen: Hermano del estilo oriental, el zen es aún más despojado y simple, buscando la armonía y el equilibrio, además de un sutil toque masculino. Utiliza colores claros y tonalidades neutras, desde el blanco pasando por toda la gama de colores ocres y beiges, fuentes de feng shui, objetos de bambú, telas rústicas, cascadas, etc.



Shabby Chic: El shabby chic se destaca en objetos y muebles antiguos pero actualizados, quizá algo desgastados o con pátinas, pero que no luzcan como viejos. Shabby significa desaliñado, deteriorado, pero en este caso que luce a nuevo, agiornado, y de allí el término chic. El shabby chic se apoya principalmente en accesorios y muebles. Lámparas y arañas antiguas patinadas, con caireles y un toque romántico. Muebles antiguos pintados o patinados, combinados con telas actuales y muebles modernos. Tapizados, almohadones y cortinas con flores.

Estlo Hi-Tech: El estilo basado en la tecnología, conocido también como “Hi-Tech” apuesta por una decoración sencilla y minimalista, con una nueva reinterpretación de la moda de hace 30 años, donde la tecnología se convierte en un elemento decorativo, como computadoras, pantallas de televisión y equipos de audio.¿Colores? blancos, tonos claros, e incluso rojos y negros. ¿Los espacios? abiertos y simétricos. Eso sí, procura que tu casa sea luminosa, para evitar dejar un ambiente frío y poco personal en tu hogar.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...