Revestimientos y Técnicas para Decorar Paredes

Por su presencia visual, las paredes adquieren un destacado protagonismo dentro de la decoración. Pero pocas veces les damos el lugar que se merecen, dejándolas vestidas simplemente con una discreta mano de pintura.
Sin embargo, existen una variedad de técnicas y materiales que se pueden aplicar en paredes permitiéndonos incorporarlas con excelente resultado al conjunto de la decoración.
En esta sección usted encontrará información sobre las diferentes técnicas y materiales utilizados en decoración de paredes: pintura, pátina, esponjeado, trapeado, estarcido, espatulado, empapelado, revestimiento, murales, trompe l'oeil.
Sugestivas propuestas de diseño en una guía de referencia, ideales para orientarnos al momento de decorar, renovar o cambiar cualquier ambiente de nuestra casa.
A continuación, un resumen de las diferentes técnicas y revestimientos para decorar paredes que son tratados en esta sección.

Pintura en Paredes
La pintura es un material económico, fácil de aplicar y con enormes posibilidades decorativas. Con pintura se puede renovar el aspecto y la decoración de un ambiente sin hacer grandes reformas y sin gastar mucho dinero. Las opciones van desde una pintura lisa (un color por habitación o en combinación de dos o más colores en distintas paredes) hasta las diversas técnicas de efectos decorativos (pátina, esponjeado, trapeado, etc.).
La pintura lisa aporta un acabado limpio a la decoración siempre que el color o los colores elegidos sean los correctos. Existen en el mercado una enorme cantidad de calidades y tipos de pintura, además de una variedad infinita de colores a elección. Por eso es importante detenernos a repasar las claves para una buena elección.
Los dos factores a tener en cuenta al momento de elegir la pintura son: el tipo y el color.


Qué Pintura Elegir
La elección del tipo de pintura que utilizaremos dependerá del uso que vayamos a dar al ambiente y del acabado que queramos lograr. Algunas paredes en contacto con chicos, por ejemplo, más proclives a ensuciarse, necesitan un tipo de pintura de fácil limpieza. Por eso es importante conocer todas las variantes.
Antes de seguir con los tipos de pintura, es importante aclarar que conviene siempre elegir pinturas de calidad, aunque sean más caras. Las pinturas de calidad tiene un mayor poder cubritivo, lo que permite ahorrar en manos de pintura -menor tiempo de aplicación- y en pintura. Además, las pinturas de calidad garantizan siempre un color uniforme y una mayor perdurabilidad en el tiempo.

Tipos de pintura

Existen dos grupos básicos de pintura:
Pinturas al Agua (Látex)› Pinturas al Aceite (Esmaltes).
Por su parte, estas pinturas se pueden dividir según el tipo de acabado:
Satinado (con poco brillo o brillo intermedio); Mate (sin brillo); Brillante.


Pinturas satinadas
Las pinturas satinadas poseen una terminación más sedosa, agradable a la vista y al tacto, y son fácilmente lavables, aunque más costosas que el resto. Tanto las pinturas al agua (látex) como al aceite (esmaltes) vienen con acabado satinado.
Las pinturas al agua satinadas son ideales para paredes, mientras que los esmaltes se utilizan para aberturas, maderas y metales.
Si nos gusta la terminación del satinado, es necesario saber que las pinturas satinadas son propensas a marcar todas las imperfecciones de la pared, por eso se recomienda una preparación minuciosa de las paredes y una aplicación por mano de obra calificada, además se aconseja solamente en paredes nuevas o en muy buen estado. También hay que tener en cuenta que son de rápido secado, por lo que se debe evitar su aplicación en días de mucho calor o humedad.

Pinturas mate
Las pinturas látex y los esmaltes también vienen en acabado mate. El látex mate es el más utilizado en paredes, revoques y yeso. Es más económico, disimula mejor las imperfecciones (ideal para paredes viejas e irregulares) y requiere una menor preparación de la pared. La contra es que no es tan lavable como la pintura satinada.
Los esmaltes mate se utilizan sólo en aberturas, madera y metales. Son menos resistentes al roce y al lavado que los acabados satinado y brillante.

Pinturas brillantes
Las pinturas brillantes siempre son al aceite y no se usan en paredes, sino en aberturas, maderas y metales. Excepcionalmente se las utiliza para paredes en lugares públicos, colegios, hospitales, etc. Son resistentes, totalmente lavables pero poco decorativas.


Variantes de los tipos de pintura y otra información adicional

En los apartados anteriores analizamos los tipos básicos de pintura. Pero existen algunas variantes, así como información adicional que repasaremos brevemente a continuación.


• El látex ofrece 3 variedades: interior, exterior y para cielo rasos. El látex de exterior posee una base de polímeros acrílicos que le da elasticidad, resistencia, gran adherencia y ciertas condiciones hidrófugas, características convenientes para resistir la intemperie. Se puede aplicar tanto en revoques como hormigones de exterior.
• El látex para cielo rasos se caracteriza por dejar una superficie porosa que evita la condensación superficial desfavoreciendo el desarrollo de hongos. Se puede utilizar en cualquier cielo raso, especialmente en baños.
• Otra variedad de pintura que no hemos nombrado son los barnices, aunque se consideran más una protección que una pintura. Se diluyen en aguarrás y son transparentes. Existen en variedades brillante, semimate y mate, siendo los brillantes los más resistentes. Se utilizan para protección de superficies, especialmente maderas. Algunos son aptos para exterior.
• Los azulejos, cerámicas o cualquier superficie brillosa se pinta con una pintura especial formulada en base a resinas y parafinas. Se compra en las pinturerías como cualquier pintura, pero se debe prestar especial atención a las indicaciones del fabricante.
• Las maderas se pintan con pinturas al aceite (esmaltes), que también se pueden conseguir en infinidad de colores, incluso en el mismo color exacto de la pintura látex de pared.
• Con respecto a los esmaltes hay que recordar que en colores pálidos, y principalmente el blanco, tienden a amarillear con el tiempo, algo que no ocurre con el látex.
• Como dato último tenga en cuenta que las pinturas al agua se diluyen y limpian con agua, mientras que las pinturas al aceite se diluyen y limpian con aguarrás.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...