PATIOS: MINI PARÍSOS

Nos cautivan, son recoletos, íntimos, y llenos de encanto. Una habitación nueva por la que la casa respira en verano.Un romántico cenador. El patio central de esta casa en Sotogrande (Cádiz), proyectada por el arquitecto Miguel Ángel Mier, cumple una doble función: por un lado, se encarga de proporcionar luz natural al interior; por otro, acoge un agradable comedor de verano bajo la pérgola de hierro, de Meridiana. La maravilla de un salón al aire libre. Trata el exterior con el mayor mimo –en verano es el ambiente estrella– y decóralo como si del interior se tratase. En este patio, los sofás turquesa, diseñados por el estudio Laminter, marcan el centro de atención, junto a la mesa lacada en blanco, adquirida en Obol. Como complemento, dos sillas de jardín antiguas de hierro pintado. El muro almagre y el verdor de las plantas se encargan de vestir los muros. La suerte de un pequeño vergel. El patio trasero de un molino harinero del siglo XIX restaurado esconde un delicioso oasis. Lo ameniza el sonido del agua que brota de la fuente de león y cae a un estanque cubierto de nenúfares y papiros. A la sombra de las palmeras se ha creado la zona de comedor, con sillas de ratán pintadas de azul y una mesa cubierta por un mantel, también en azul, procedente de The Conran Shop.

Conexión in & Out: el ensamble que prolonga la casa. El patio ajardinado, proyectado por Lavernia, parece formar parte del salón gracias a las grandes puertas correderas que comunican ambos. Parte del suelo del exterior se ha cubierto de tarima de madera de ipe y los muros que lo limitan están pintados en color albero. La reforma de esta vivienda barcelonesa, en un edificio de siglo XVIII, fue realizada por el estudio Aresta Arquitectura + Urbanisme.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...