Un dormitorio para bebés en turquesa y blanco

Una fresca y acertada combinación de colores marca el estilo de este dormitorio infantil. En él conviven muebles de línea actual con otros más clásicos, como el confortable sillón orejero.
El juego entre los colores blanco y turquesa transmite serenidad y un aire marinero renovado, potenciado por las rayas verticales.


La elección de los complementos apropiados es un valor añadido en la decoración.


En las habitaciones infantiles son un acierto ya que resultan cálidas y confortables para que el bebé juegue sobre ella y gatee cuando tenga unos meses. Ésta es de la firma Lorena Canals.


En el frente de la cómoda se han pegado las siluetas de unos delfines. Pero no son los únicos animales, ya que unas coloristas mariposas cuelgan de una guirnalda en el rincón.

1 comentario:

Silvia dijo...

Es cierto, muy fresco. Me encanta!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...