Decoración con almohadones

La versatilidad de los almohadones hace que lo puedas ubicar en cualquier ambiente, así como también sobre cualquier mueble.



Los clásicos almohadones suelen ser los cuadrados, aunque también ahora hay almohadones pensados exclusivamente con fines decorativos con lo que podrás encontrar modelos de distintas formas geométricas, incluso con otros motivos como flores, letras, animales entre las más conocidas.

Una buena opción para renovar un sillón es agregarle varios cojines de distintas tramas o estampados, pero en la misma tonalidad de sillón. Eso le dará un toque moderno.



En las habitaciones, la superposición de almohadones le da un carácter mucho más cálido, sobre todo en habitaciones matrimoniales. Ideal para las camas el uso de al menos un almohadón de forma cilíndrica como si fuera un tubo. En las habitaciones de los niños, es ideal poner este tipo de almohadones alargados que vienen con motivos de caramelos.

Una buena idea, es poner al pie de la cama una canasta pintada acuerdo a los colores del dormitorio y llenarla de almohadones.





Si tienes alguna estantería en la sala, puedes poner almohadones en la parte inferior, para que estos sean utilizados en caso de ser necesarios, como para sentarse en el suelo a jugar con niños.





1 comentario:

Lil Blue dijo...

Me encantan los de pelo y los que tienen motivos florales!

Preciosos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...